Tecnologías

Inhibidores de la Nitrificación

Esta tecnología de los Inhibidores de la Nitrificación data de los años 60 (Nitrapyrina en USA), luego con diversas moléculas y en la década de los 80 cierto desarrollo en Europa con la molécula Dicyandiamida (DCD), pero sólo tuvo un desarrollo comercialmente importante a partir de la década del 2.000 con la introducción de fertilizantes con la molécula 3,4 DMPP.

El objetivo principal de estas moléculas, Inhibidoras de la Nitrificación, es disminuir la contaminación con Nitratos de las napas freáticas, estos Nitratos pueden provenir de fertilizantes Nítricos propiamente tales y/o de los fertilizantes Amoniacales convencionales donde el amonio de estos se transforma rápidamente a Nitrato por acción de las bacterias del suelo llamadas Nitrosomonas, dejando así al Nitrógeno susceptible de ser lixiviado, incluso en Fertirriego.

El Amonio se fija en el complejo arcillo-húmico y por esto no se lixivia, por lo tanto, si al agregar un fertilizante Amoniacal al suelo, se inhibe la acción de las Nitrosomonas con un inhibidor de la Nitrificación como el 3,5 DMPP de NITRO BRAKE, se interrumpirá el proceso de Nitrificación y así el Amonio permanecerá, como tal, por más tiempo, aumentando la asimilación por la planta y así la eficiencia del fertilizante Amoniacal o Ureico aplicado.

El modo de acción del DMPP sobre el grupo de bacterias llamadas Nitrosomonas spp., es acoplarse a la enzima llamada AMO (Amonio Mono Oxigenasa) inhabilitándola, sin esta enzima las Bacterias Nitrosomonas spp. no pueden transformar el Amonio en Nitrato, hasta que las bacterias no codifiquen una nueva enzima no habrá nitrificación, una vez codificada vuelve a hacerlo.

Por una parte, el DMPP es específico sobre las Nitrosomonas, no afecta a otras bacterias del suelo y por otra, dado que solo aletarga las Nitrosomonas, es claro que el DMPP es bacteriostático y no bactericida.